Renalinfo


  Insuficiencia renal crónica

Insuficiencia renal crónica
  

La insuficiencia renal crónica se presenta cuando los riñones pierden progresivamente sus funciones.

No siempre se conocen las causas de la insuficiencia renal crónica, pero estados como diabetes y presión arterial alta aumentan claramente los riesgos de insuficiencia renal.

Algunas personas no saben que sus riñones no están funcionando adecuadamente. Esto se debe a que los riñones son muy adaptables. Incluso cuando la mayor parte de un riñón no está funcionando, la parte restante aumentará su actividad para compensar la pérdida.

"Comencé a quejarme de un fuerte dolor de cabeza. Pensé que se debía al ritmo de vida, el estrés y mi trabajo. No creí necesario visitar al doctor. En cualquier caso, sólo me pedirían que trabaje menos.” -Anita Norway, con diagnóstico de insuficiencia renal

Es posible llevar una vida saludable con un solo riñón en lugar de los dos normales. De hecho, usted puede permanecer libre de síntomas con solo un riñón trabajando a aproximadamente 20% de su capacidad normal. Es la razón por la que muchos pacientes no presentan ningún síntoma en los primeros estadios de insuficiencia renal crónica.

Las personas comienzan a sentirse enfermas cuando la función de sus riñones cae a menos de 10%. Los desechos tóxicos y líquidos en exceso comienzan a acumularse en la sangre. Uno de estos productos de desecho se denomina creatinina. La medida del nivel de creatinina en la sangre proporciona una indicación de qué tan bien o mal están trabajando los riñones.

La insuficiencia renal puede hacer que los líquidos se acumulen en los tejidos del cuerpo, produciendo hinchazón y presión arterial alta. Los líquidos en los pulmones pueden dificultar la respiración y aumentar el esfuerzo del corazón.

Los riñones dañados no producen suficientes hormonas, lo cual conduce otras complicaciones de la insuficiencia renal. Si los riñones no trabajan adecuadamente, la sangre puede no tener suficientes células sanguíneas rojas para llevar el oxígeno que nuestro cuerpo necesita y los pacientes se vuelven anémicos. Sin la cantidad adecuada de hormonas y vitamina D, los huesos comienzan a perder calcio y se debilitan.

Muchos pacientes con insuficiencia renal también desarrollan enfermedades cardiovasculares. De hecho, la enfermedad cardiaca es la principal causa de muerte de los pacientes renales.

El tratamiento apropiado en las etapas tempranas puede hacer más lento o interrumpir el progreso de insuficiencia renal. En muchos pacientes, la insuficiencia renal crónica progresa a lo que se conoce como insuficiencia renal en etapa terminal (IRET) o, en EU, enfermedad renal en etapa terminal (ERET). Actualmente no hay curación para la IRET. El daño causado a los riñones es irreversible y se necesita diálisis o trasplante de riñón para sustituir las funciones perdidas de los riñones.

La cantidad de tiempo entre el primer diagnóstico a los pacientes con insuficiencia renal crónica y el momento en el que estos necesitan diálisis o trasplante es diferente para cada paciente. Puede ser algunos meses o algunos años dependiendo del momento en que se detecte por primera vez la insuficiencia renal, el grado de daño y lo rápido que decline la función restante del riñón.

“Supe desde hace mucho tiempo que terminaría siendo un paciente renal. Mis riñones estaban fallando, y los doctores me prestaron la atención adecuada.” -Gerry paciente renal

1 de Mayo 2006


Siguiente: Síntomas   
 
Acerca de Baxter Política de Privacidad Términos y Condiciones Información de contacto
Baxter Healthcare