Renalinfo


  Posibles problemas con la diálisis peritoneal

Posibles problemas con la diálisis peritoneal
  

La diálisis peritoneal (DP) no siempre está libre de problemas. Los pacientes pueden experimentar problemas fisiológicos y físicos, como se menciona a continuación

Responsabilidad

Algunos pacientes renales se cansan de la responsabilidad de practicarse la diálisis peritoneal diario. Si este es un problema hable con su enfermera para diálisis peritoneal que puede ayudarle a incorporar más flexibilidad en su rutina.

La imagen corporal

Algunos pacientes de diálisis peritoneal encuentran difícil aceptar un catéter DP permanente. Se preocupan de que el catéter pueda afectar su actividad sexual y su relación con su pareja.

Las enfermeras de diálisis peritoneal pueden ayudarle con consejos de cómo manejar el catéter DP.

La diálisis peritoneal tiende a estirar el abdomen, dándole una apariencia redonda.

Mantenerse en forma y hacer ejercicio para reforzar los músculos abdominales le ayudará a contrarrestar esto. Las enfermeras DP pueden asesorarle sobre los ejercicios convenientes.

Sobrecarga de líquidos

La sobrecarga de líquidos ocurre cuando hay demasiado líquido en el cuerpo. Se caracteriza por un aumento repentino en el peso corporal, hinchazón de los tobillos y/o dificultad para respirar. En general, los pacientes de diálisis necesitan limitar su ingestión de líquidos para evitar su sobrecarga. No obstante, los pacientes de diálisis peritoneal tienen mayor tolerancia a los líquidos que los pacientes en hemodiálisis.

Deshidratación

La deshidratación sucede cuando hay muy poco líquido en el cuerpo. Puede ser ocasionada por pérdida de líquidos en exceso por diarrea o sudoración. Se caracteriza por mareo, malestar o una repentina disminución del peso. La deshidratación es mucho menos común que la sobrecarga de líquidos en pacientes con diálisis

Incomodidad

Algunos pacientes DP se dan cuenta que es incómodo tener el líquido de diálisis en su abdomen. Se sienten llenos o hinchados. Otros sufren de dolor de espalda o experimentan dolor de hombros, especialmente cuando se realiza el movimiento del líquido hacia adentro o hacia afuera. En muy raras ocasiones algunos pacientes experimentan incomodidad cuando se introduce el líquido nuevo.

Las unidades renales pueden darle asesoría para reducir o evitar la incomodidad.

Drenaje deficiente

Uno de los problemas más comunes con la diálisis peritoneal, especialmente entre los pacientes nuevos, es el drenaje deficiente del líquido para diálisis. Las causas más comunes son:

  • Estreñimiento. La presión del líquido para la diálisis peritoneal en el abdomen puede hacer que el movimiento del intestino sea más lento, aumentando la probabilidad de estreñimiento. El estreñimiento puede hacer que los intestinos se compriman contra el catéter e interrumpan el drenaje. También pueden desplazar el catéter dentro de la cavidad peritoneal. Para evitar el estreñimiento es posible que los pacientes con diálisis peritoneal necesiten cambiar su dieta. En algunos casos el médico puede recetar un laxante.
  • Desplazamiento del catéter. En ocasiones el catéter DP se mueve a una posición equivocada. Puede flotar por detrás hacia el lugar correcto naturalmente. Si no es así, puede necesitarse una operación menor o manipulación con rayos X para corregir su posición.

Fugas

En algunos pacientes el líquido para diálisis peritoneal se fuga alrededor del sitio de salida del catéter. Si esto sucede, será necesario disminuir el volumen del líquido en cada cambio o interrumpir temporalmente la diálisis peritoneal y tener hemodiálisis durante un breve tiempo hasta que la fuga se haya resuelto. En ocasiones puede ser necesario colocar un nuevo catéter en un lugar diferente. En algunas personas el líquido se fuga hacia los genitales y provoca hinchamiento. En los varones a esto se le denomina edema escrotal. Si sucede, debe interrumpirse temporalmente la diálisis peritoneal hasta que la fuga se haya sanado y es posible que requiera un periodo temporal de hemodiálisis.

Infecciones en el sitio de salida

Un sitio de salida infectado se inflama, enrojece, duele y descarga pus. Este puede ser tratado con antibióticos. En ocasiones, la infección se propaga hacia adentro, siguiendo el tubo del catéter a lo largo del “túnel” a través de la pared abdominal. A este tipo de infección se le conoce como infección del túnel. Si sucede, puede ser necesario retirar el catéter y colocar uno nuevo. Tal vez sea necesario un periodo temporal de hemodiálisis.

Es muy importante evitar infecciones. Los pacientes necesitan seguir los procedimientos que se enseñan durante la capacitación para cuidar su sitio de salida. La buena higiene, y mantener el catéter adherido con cinta sobre la piel para protegerlo, pueden reducir significativamente las oportunidades de contraer una infección.

Hernia

Una hernia es la saliente de un órgano (el más común es el intestino) a través de la pared muscular, provocando hinchazón. En ocasiones no se detecta una hernia en el momento de colocar un catéter peritoneal. Esto puede ser un problema después con la constante presión del líquido para diálisis sobre la hernia que puede hacerse más grande y dolorosa. Puede ser necesaria la cirugía para corregir el problema. En algunos casos será necesaria la hemodiálisis durante un breve tiempo para permitir la curación después de la operación. De otro modo, se puede recomendar cambios DP de menor volumen. Hasta que los pacientes hayan sanado por completo, no deberán levantar objetos pesados.

Peritonitis

La peritonitis es una infección del peritoneo, normalmente causada por bacterias que entran a través del catéter. Esto puede suceder cuando los pacientes tocan el extremo abierto de las conexiones entre la bolsa del líquido para diálisis y el catéter. Muchas veces, aunque todo se mantenga limpio, una infección puede entrar en el abdomen desde el exterior.

Las oportunidades de tener peritonitis se reducen en gran medida siguiendo los procedimientos correctos para el cambio de diálisis. Las infecciones por peritonitis no son comunes. En promedio, los pacientes pueden esperar tener menos de un ataque de peritonitis por año. Algunos pacientes nunca tienen uno.

Es fácil reconocer la peritonitis. Normalmente el líquido para diálisis es claro. La peritonitis lo hace turbio. Algunos pacientes también experimentan dolor abdominal y fiebre.

El método de tratamiento es adicionar antibióticos al líquido para diálisis nuevo. A algunos pacientes se les muestra cómo hacer esto en el hogar.

En ocasiones un paciente puede tener varios ataques de peritonitis seguidos. Cuando esto sucede, puede ser necesario sustituir el catéter DP y hacer “descansar” el abdomen no utilizando la diálisis peritoneal durante 4 a 6 semanas. Normalmente durante este tiempo el paciente necesita tener hemodiálisis hasta que reinicie la DP.

Los ataques repetidos de peritonitis pueden dañar el peritoneo y reducir la eficiencia de la diálisis. Si esto sucede, el paciente tendrá que cambiar a hemodiálisis para tratamiento durante largo tiempo.

Distensión de la espalda

El peso adicional de la diálisis puede provocar distensión de la espalda si los músculos de su abdomen son débiles. Algunos ejercicios sencillos reforzarán estos músculos y los de su espalda.

Eficacia del peritoneo

En pocos pacientes el peritoneo puede dejar de ser eficaz como membrana de diálisis. Hay otras causas posibles que incluyen infecciones repetidas o el efecto de la glucosa en el líquido para diálisis.

En este caso puede ser necesario suplementar la diálisis peritoneal con hemodiálisis, y después pasar permanentemente a hemodiálisis.

"Al principio pensaba que el tubo era desagradable y pasó poco tiempo para tener que utilizarlo para tener una abertura directa hacia mi interior. Para hacer el tubo menos atemorizante, para mi y para los que me rodeaban, hablaba mucho acerca de éste, dónde estaba insertado y lo mostraba a cualquiera que preguntaba como se veía." - Anita, una paciente DPCA de Noruega

1 de Mayo 2006


Siguiente: Comparación de los métodos de diálisis   
 
Acerca de Baxter Política de Privacidad Términos y Condiciones Información de contacto
Baxter Healthcare